13/1/2011

Las Glándulas Endocrinas y su funcionamiento. Segunda parte:

http://i69.servimg.com/u/f69/15/69/40/17/th/suprar11.jpg
  1. Suprarrenales: Tal y como su nombre indica, están situadas en la parte superior (supra) de cada riñón y su forma es triangular. Ambas se encuentran difereciadas en dos partes;: la corteza o parte externa llamada córtico-suprarrenal, y la porción medular o parte interna llamada médulo-suprarrenal. Cada una de ellas segrega hormonas diferentes. Las hormonas que la corteza suprarrenal segrega son conocidas bajo el nombre de "corticoides", de gran importancia metabólica, ya que se encargan de regular: la excreción de agua, los niveles de sodio y de potasio en sangre. Además metabolizan los hidratos de carbono que consumimos, por lo que controlan el equilibrio de líquidos y minerales en nuestro organismo. Los dos corticoides más importantes son: La Aldosterona, cuya misión es la de controlar el nivel de agua y sal en nuestro cuerpo. En el cuerpo humano cada molécula de sal está acompañada de un gran número de moléculas de agua, por lo que si reducimos la sal, perdemos mucha cantidad de agua. Así reducimos el "volumen" (del que tanto hablan los dietistas) pero al mismo tiempo reducimos la presión sanguínea por lo que nuestro corazón se resiente ya que tendrá dificultades para bombearla a todo el organismo. Para solucionar la pérdida mencionada, la aldosterona envía un mensaje químico a los riñones para que éstos reduzcan la cantidad de sal excretada en la orina. La Cortisona: Eleva la tasa sanguínea de glucosa, el "combustible" esencial de nuestro organismo. Si por cualquier circunstancia nuestro cuerpo necesitara de un incremento en glucosa, la cortisona transforma las proteínas en glucosa. Por otro lado, la cortisona también está implicada en el sistema inmunológico, acción de la que hablaré en otros artículos. La corteza suprarrenal genera también las hormonas sexuales. Click above to add it to the post (glandu10.jpg)
  2. El médulo-suprarrenal es el encargada de segregar las hormonas adrenalina y norafrenalina, que son las que estimulan el sistema nervioso simpático, preparando así a nuestro organismo frente a situaciones de alarma que requieren una atención y un esfuerzo superior a lo normal. Su secreción aumenta en estados emotivos como son la angustia. el miedo , el estrés físico o emocional. Las reacciones físicas que producen son el aumento del ritmo cardiaco y la presión sanguinea para bombear más sangre a los músculos, la expansión de los pulmones para conseguir más oxígeno y la dilatación de pupilas para tener una mejor visión de lo que nos rodea. Cuando la situación de alarma finaliza, la producción de hormonas disminuye volviendo nuestro organismo a su estado anterior. Si por el contrario esta situación continúa, se puede generar un esdado de estrés tal como la hipertensión arteriolar. 
  1. Click above to add it to the post (pancre10.jpg)El Páncreas: Está situado por debajo del hígado y por delante de la columna vertebral y de los grandes vasos sanguíneos. El duodeno (parte superior del intestino delgado) envuelve su cabeza. Se trata de la glándula más voluminosa de nuestro organismo y es de secrección mixta, es decir, por una parte es una glándula exocrina (se encarga de segregar al intestino el jugo pancreático para facilitar la digestión) y por otra es una glándula endocrina que segrega hormonas. Ésta última función se produce en los Islotes de Langerhans, Estos grupúsculos de células o islotes, tienen dos estructuras distintas: las células Betha (responsables de elaborar la hormona insulina) y las células Alpha (que elaboran la hormona glucagón).
  2. Hormonas Pancreáticas: La insulina es la hormona producida por células Betha. Su acción fundamental es la de provocar el descenso de glucemia en nuestro flujo sanguíneo, es decir, reduce la cantidad de glucosa o azúcares en nuestra sangre. La glucosa se obtiene por la metabolización de los hidratos de carbono de los alimentos ingeridos y la insulina ayuda a que la glucosa llegue a todas las células, obteniendo así la energía suficiente para poder funcionar. Las células Betha preciben el aumento de glucosa en la sangre e incrementan la producción de insulina, que al actuar consigue que los niveles en sagnre de glucosa sean los adecuados o "normales". Cuando la acción de la insulina es muy intensa, se produce el coma hipoglucémico, que no es ni má ni menos, que un descenso rápido de glucosa en sangre. Por otra parte, está la hormona glucagón, que como he explicado antes, es producida por las células Alpha de los islotes de Langerhans. Su función es la de aumentar el nivel de glucosa en sangre, es decir, que entra en acción cuando la cantidad de glucosa disminuye. Cuando los niveles descienden demasiado, el glucagón detiene la producción de glucógeno y convierte el del hígado en nueva glucosa. Podemos decir, por tanto, que las acciones de la insulina y del glucagón se complementan logrando así mantener el nivel necesario de glucosa en sangre para mantener el buen funcionamiento de nuestro organismo. Evidentemente, junto al glucagón y la cortisona hay más hormonas responsables de elevar la tasa de glucosa en sangre, sin embargo sólo hay una que tenga un efecto contrario: la insulina. A causa de esta desigualdad, a veces se produce un desequilibrio o deficiencia de ésta última, ocasionando así la enfermedad de la diabetes.
Regulación Hormonal:

Una vez leído todo lo anterior, sabemos ya que cada glándula tiene una función específica y que el control de su funcionamiento es responsabilidad de la hipófisis: Ésta segrega algunas hormonas que son las que actúan sobre las demás glándulas endocrinas estimulándolas para que a su vez fabriquen sus propias hormonas.

La hipófisis coopera con el hipotálamo, área del cerebro que recibe información acerca del equilibrio interno de nuestro cuerpo, ajustando la producción hormonal necesaria para ello. Esta secreción hormonal está regulada por un complejo mecanismo de retroalimentación entre el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas endocrinas periféricas.